Tuesday, December 12, 2017

FFAA ratifica apoyo a la Comisión de la Verdad para investigar crímenes durante la dictadura



Las Fuerzas Armadas ratificaron el apoyo y apertura a la Comisión de la Verdad para que pueda investigar los crímenes que las dictaduras militares cometieron entre el 4 de noviembre de 1964 y el 10 de octubre de 1982.

Así lo dio a conocer a La Razón el nuevo comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, almirante Yamil Borda, luego de haber sido posesionado por el presidente Evo Morales junto al nuevo Alto Mando Militar en Palacio de Gobierno.

“En todas las gestiones las Fuerzas Armadas desde el año 2006 han abierto sus puertas y no tienen nada que ocultar, todo está abierto, tenemos la Comisión de la Verdad que está trabajando y tiene todo el apoyo de las Fuerzas Armadas en lo que requieran”, afirmó.

La nueva entidad nació en virtud de la Ley 879, de la Comisión de la Verdad, promulgada el 23 de diciembre de 2016. Se encuentra conformada por la exministra de Salud Nila Heredia, el exdirigente sindical Édgar “Huracán” Ramírez, el abogado Eusebio Gironda, la activista por los derechos humanos Isabel Viscarra y el exdirigente campesino Teodoro Barrientos.



Tanto el anterior comandante de la Fuerzas Armadas, general Luis Ariñez, y el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, garantizaron la apertura de todos los archivos relacionados a las dictaduras militares que se cometieron entre el 4 de noviembre de 1964 y el 10 de octubre de 1982.

La Comisión de la Verdad busca dar con el paradero de al menos unas 130 víctimas de los gobiernos de facto entre este periodo, entre ellos el líder socialista Marcelo Quiroga.

El extinto general Hugo Banzer Suárez encabezó uno de los gobiernos dictatoriales de mayor permanencia en el poder, tras un cruento golpe de Estado en 1971. Luis García Meza comandó otro de los golpes militares y hoy cumple una condena de 30 años de cárcel junto a quien fue su ministro del Interior, Luis Arce Gómez. (11/12/2017)

Las FFAA trabajan en la nueva doctrina ‘Soldado Patriota’



Al interior de las Fuerzas Armadas se comenzó a trabajar en una nueva doctrina institucional denominada “Soldados Patriotas”, que tiene entre sus ejes la descolonización y el antiimperialismo.

El ahora excomandante en Jefe de las Fuerzas Armadas general Luis Ariñez explicó a La Razón Digital que la nueva doctrina se incorpora dentro de un modelo estratégico de defensa militar y es trabajado desde hace algunos años.

“Las Fuerzas Armadas a lo largo de la historia han venido de una doctrina foránea producto de misiones militares, entonces siempre hubo la reflexión sobre la necesidad de contar con una doctrina propia nacional”, explicó.

Arinez habló del tema en parte del discurso de posesión del nuevo Alto Mando Militar, la mañana del lunes en Palacio de Gobierno. Dijo que el objetivo es "garantizar la independencia, soberanía y el vivir bien"

Los pilares de la nueva doctrina se sustentan en el principio de que las Fuerzas Armadas deben ser “descolonizadas, antiimperialistas y profundamente nacionalizadas”. También se tomará en cuenta el modelo educativo de La Ley de Educación Avelino Siñani - Elizardo Pérez.

Justamente a esa dirección fue puesta en amrcha en 2016 la Escuela de Comando Antiimperialista “Juan José Torres”, que tiene por objetivo crear un nuevo perfil profesional militar basado en el estudio del antiimperialismo.

“Desde el anteaño pasado hemos iniciado con la escuela de Comando Antiimperialista, este año hemos consolidado su funcionamiento y estamos seguros de que a futuro va a ser el núcleo que va, de alguna manera, fortalecer la configuración de una doctrina nacional, descolonizada, antiimperialista y profundamente nacionalizada”, afirmó Ariñez.

En varias oportunidades el presidente Evo Morales afirmó que dentro de las instituciones militares se debe incorporar una doctrina anticolonial y antiimperialista ya que en el pasado estaban influenciadas por Estados Unidos.

El proyecto de la nueva doctrina aún se está trabajado y, según el exjefe militar necesita “un proceso de maduración” para posteriormente ser implementado dentro de las Fuerzas Armadas. (11/12/2017)

El nuevo Alto Mando no excluye a militares adiestrados en EEUU



Los cursos realizados por los nuevos comandantes en Estados Unidos (EEUU) se convirtieron en uno de los ingredientes que sazonaron la posesión del nuevo Alto Mando militar que se realizó ayer en Palacio de Gobierno. En la era de la doctrina antiimperialista, las miradas se posaron sobre el flamante comandante de Ejército, el general Williams Kaliman Romero, que hizo un curso de formación militar en EEUU.

Una ONG de EEUU registra el nombre de este jefe militar entre los graduados de Fort Benning, conocida como la Escuela de las Américas, instituto defenestrado por el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, que calificó a esta entidad como “escuela de golpistas” por su rol de formador de presidentes de facto en Amércia Latina durante el Plan Cóndor; además que el exministro también admitió haber pasado por sus aulas. Kaliman Romero eludió a la prensa.

Pero el Gobierno, a través del ministro de Defensa, Reymi Ferreira, negó que Kaliman hubiese pasado por la Escuela de las Américas. Sí admitió, sin embargo, que Kaliman Romero hizo un curso en el Western Hemisphere Institute for Security Coperation (Whinsec), de Fort Benning, Georgia. Aunque esa academia es considerada como la continuadora de lo que fue la Escuela de las Américas.

Según dijo, muchos jefes militares pasaron por esa Escuela por una obligación impuesta durante los gobiernos neoliberales.
Aclaró que el Gobierno tomó cuatro aspectos para designar a los nuevos jefes militares: la ética, el no haber tenido procesos disciplinarios, una hoja de servicios y desempeño institucional.

Los cursos en EEUU
Según la publicación de la ONG SOA Watch, Kaliman estuvo vinculado a la Escuela de las Américas y de acuerdo con la nómina que publicaron, estuvo en 2004.

La página del Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica (Whinsec, por sus siglas en inglés) exhibe una fotografía de Williams Kaliman con la siguiente leyenda: “Egresados del curso Estrategia y Política de Defensa (SDP) se reencontraron en la Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA) en otoño de 2013, que fue en el Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica en Fort Benning, Georgia”. Allí aparece en compañía de otros oficiales de México, Perú y República Dominicana.

El nuevo comandante en jefe de las FFAA, almirante, Yamil Borda Sosa, tiene, por su lado, fotografías de un curso internacional; Borda negó haber pasado por aulas de la Escuela de las Américas en su carrera como militar. Para el Gobierno, el paso de los oficiales por este instituto no puede inhabilitarlos para ser parte del Alto Mando porque ellos acataron una orden; los opositores afirman que se trata de una nueva muestra de cómo el Gobierno tiene doble moral a la hora de posesionar a los jefes militares que les conviene.

Cambios en Alto Mando Militar Almirante Yamil Borda Sosa es Comandante en Jefe de FFAA

El almirante Yamil Octavio Borda Sosa fue posesionado ayer como el nuevo comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, en reemplazo del general Luis Orlando Ariñez. También fueron posesionados los nuevos miembros del Alto Mando Militar. El acto se realizó la mañana de ayer en el hall del Palacio de Gobierno.

La designación la realizó, mediante el Decreto Presidencial 3421, mediante el cual el Ejecutivo también nombró a los generales Roberto Ponce como jefe de Estado Mayor de las FFAA; al Gral. Williams Kaliman, comandante general del Ejército; al Gral. Iván Pérez, comandante general de la Fuerza Aérea Boliviana, y al vicealmirante Flavio Arce, comandante general de la Armada.

LÍNEA POLÍTICA

En el acto, que se desarrolló en el Palacio de Gobierno, los discursos de las autoridades civiles y castrenses tuvieron el mismo matiz político, de crítica a los sectores de oposición al gobierno de Morales, que censuran a jefes militares y policiales por estar alineadas a su ideología, faltando a su mandato de abstenerse de la política.

Borda reemplaza en el cargo al general Orlando Ariñez, quien en su discurso de salida del cargo destacó la política de fortalecimiento institucional que, en su concepto, dio al “proceso de cambio que llegó para quedarse”, porque recuperó la mística y autoestima militar.

En esa línea, Morales señaló que durante su gobierno recuperó la dignidad, porque la selección de los cargos militares no se toman en consulta ni con el aval de la embajada estadounidense, como antes lo hacían los gobiernos neoliberales, según expresó.

POSTDEMANDA MARÍTIMA

En su mensaje, Morales encomendó al nuevo Alto Mando Militar planificar una acción postdemanda marítima, respecto al proceso judicial que se desarrolla ante la Corte Internacional de La Haya.

A su turno, el comandante en Jefe de las FFAA, Yamil Octavio Borda, se comprometió respaldar los lineamientos estratégicos planteados por el mandatario indígena para el desarrollo del país, bajo el principio de soberanía y en el marco del respeto, igualdad, complementariedad, solidaridad y equidad.

“Recibo unas Fuerzas Armadas que profundizan los principios nacionalistas, anticapitalistas, antiimperialistas, que van a la par del desarrollo integral del Estado, maduras en mantener vigente un estado de derecho y de democracia desde 1982. Seguiremos en ese camino, protegiendo los altos intereses del Estado”, dijo.

MODERNIZACIÓN

El jefe militar advirtió también sobre la necesidad urgente de modernizar las diferentes unidades que componen las Fuerzas Armadas (Armada, Fuerza Aérea y Ejército), dotándolas de equipamiento moderno. El nuevo comandante en jefe de FFAA fijó, sin embargo, cinco pilares para fortalecer la institución y la demanda marítima

“Hoy vemos al Estado Plurinacional de Bolivia con muchos logros alcanzados, inéditos en nuestra historia, estabilidad social, política y económica; lo que demuestra que Bolivia avanza y las Fuerzas Armadas deben acompañar este proceso”, remarcó.

Saturday, November 18, 2017

Morales clausura Juegos de las Fuerzas Armadas que coronó como ganador al Ejército

El presidente Evo Morales clausuró el viernes por la noche los "II Juegos deportivos de las Fuerzas Armadas (FFAA)" y entregó un trofeo rotativo al Ejército que fue el ganador de la competencia con la obtención de 54 medallas de oro, 34 de plata y 16 de bronce.

"Quiero decirles que ha sido una gran fiesta deportiva, el deporte es diversión, es para relajarse de tanto trabajo (...) Quedan clausurados los II juegos deportivos militares", expresó en la clausura del evento que se realizó en el Polideportivo "Evo Morales" del municipio de Quillacollo.

En su discurso, Morales pidió que los ganadores de la cita deportiva se preparen con disciplina y compromiso para representar al país en competencias atléticas internacionales.

"El gran deseo que tenemos es como nuestras FFAA pueden aportar nuevos talentos, nuevos deportistas, para que dignamente nos representen en eventos internacionales", dijo.

El mandatario destacó que la práctica del deporte es diversión y pidió que las autoridades castrenses garanticen la continuidad de los juegos militares de las FFAA en 2018.

El Jefe de Estado recibió, finalmente, un listado de los deportistas de las unidades militares que alcanzaron las marcas mínimas requeridas para participar en los Juegos Suramericanos que se realizarán en Cochabamba en 2018.

La Armada Boliviana quedó en el segundo lugar con 15 medallas de oro, 19 de plata y 23 de bronce y en el tercero la Fuerza Aérea Boliviana con 12 medallas de oro, 24 de plata y 21 de bronce.

Los juegos castrenses se desarrollaron durante cinco días y tuvo competencias en 13 disciplinas deportivas, entre ellas el triatlón.